Implantes Dentales

La carencia de una pieza dental afecta al nivel de confianza de la persona, por ello la parte de la odontología que se encarga de los implantes dentales, la prostodóncia,  permite solucionar las carencias que son producidas por este tipo de problemas. Los implantes dentales son una alternativa a los puentes, dentaduras postizas y las dentaduras parciales para una  gran mayoría de los pacientes. La mayoría de los dentistas experimentados usan una variedad de técnicas y diferentes tipos de equipos para llevar a cabo la cirugía de implantes. Los implantes dentales pueden llegar a ser exactamente como sus dientes naturales, para el éxito de los implantes dentales, el requisito más importante es una estructura de hueso de la mandíbula correcta. En un principio, el dentista deberá examinar los dientes del paciente para determinar si es un buen candidato o no.

 

Los beneficios de los implantes dentales son numerosos y muchas personas aprecian de verdad una mejor apariencia en su sonrisa. Sin embargo una de las razones que más puede favorecer el uso de implantes  es considerar la durabilidad y permanencia que ofrece está solución, especialmente para los pacientes que han repetido problemas dentales o cualquier persona que tenga que decidir que hacer frente a la falta de un diente. Los implantes dentales fijos pretenden eliminar los problemas que se presentas en las dentaduras postizas, ya que no es necesario utilizar adhesivos ni la limpieza especifica de las prótesis porque su limpieza se realiza exactamente igual que lo haría con los dientes reales, ofreciendo una máxima comodidad, confort y apariencia estética a cualquier persona que opta por este tratamiento. Sin embargo, como se indicaba anteriormente, es importante contar con una consulta individual para evaluar si el paciente puede optar a este tratamiento.

 

Con la prostodóncia fija puede restaurar con metal colado o porcelana los dientes dañados o remplazar los que falten mediante prótesis fijas o cementadas (coronas). Los implantes dentales abarcan desde la restauración de un diente hasta la rehabilitación de toda la oclusión, un diente aislado puede ser restaurado hasta su completa eficacia funcional o hasta alcanzar un mejor efecto estático. Durante el proceso de curación después de la cirugía, la mandíbula se fusiona con las raíces artificiales que se han injertado para crear una base firme para los implantes. Para la comodidad de los pacientes se puede utilizar una combinación de coronas permanentes y carillas para reconstruir una sonrisa perfecta, al mismo tiempo mantener la durabilidad y la función necesaria para la buena salud dental en general.

 

Los implantes dentales son consideradas una de las mejores soluciones para las personas que se encuentran en buen estado de salud y han perdido uno o más dientes debido a varios problemas como enfermedades en las encías,  accidentes, o por otras razones.